Cómo lograr efectos batik sin procedimientos, ni materiales especiales

Trucos técnicos para impresiones simples e impactantes

El batik es una técnica de impresión, con resultados muy atractivos. Su realización requiere tiempo y dedicación. Sin embargo, pueden lograrse impresiones que emulen su apariencia, con procedimientos sencillos de rápida ejecución.

La técnica del batik se emplea, generalmente, sobre telas. No obstante, podrás aplicar este procedimiento, también sobre papel.

Materiales necesarios:

  • Tela o papel
  • pinturas acrílicas
  • agua
  • hilo de algodón

Procedimiento:

  • Planifica el diseño para tu trabajo o, si lo prefieres, déjate sorprender con resultados imprevisibles.
  • En un recipiente amplio, coloca bastante agua como para sumergir tu pieza de tela o papel.
  • Disuelve en la misma, la cantidad de pintura acrílica necesaria, para obtener el color deseado en las líneas de impresión.
  • Si vas a trabajar con tela, pinza un punto cualquiera de su superficie con los dedos y comienza a enrrollarla sobre sí misma.
  • Ayúdate con hilo para sujetarla firmemente en su lugar, atándola de tramo en tramo.
  • Si es una pieza lo suficientemente extensa, realiza nudos tomando ambos extremos, para lograr otros efectos.
  • Así preparada, sumérgela en el baño de pintura diluída
  • Déjala, aproximadamente, 12 horas y luego retírala
  • Espera que escurra, colgándola de un tendedero, sin retirar los hilos, ni ataduras
  • Finalmente quita todos los nudos para completar el secado

¡Ya puedes apreciar el resultado.!
Aclaración: Los tiempos están calculados para trabajar con telas, si empleas papeles, el proceso deberá ser mucho más rápido.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Cómo lograr efectos batik sin procedimientos, ni materiales especiales"

Comenta en Google+